miércoles, 25 de mayo de 2011

Caminar a prisa, útil para frenar propagación de cáncer prostático

Europa Press. Washington, 25 may (PL) Una caminata a buen ritmo al menos tres horas semanales es beneficioso en el tratamiento del cáncer de próstata, destaca un reciente estudio publicado en la revista Cancer Research.
  Este tipo de ejercicio reduce a la mitad las posibilidades de crecimiento de células cancerígenas y la propagación de éstas los años siguientes al diagnóstico, señalan los autores, académicos estadounidenses de la Universidad de California.
La investigación incluyó a unos mil 500 adultos de más 60 años, con un diagnóstico de cáncer de próstata localizado, o sea, sin extensión. Como parte de los estudios, se les indicó explicar el tipo de actividad realizada y durante qué tiempo.
Tras más de dos años de seguimiento, percibieron diferentes tipos de evolución de esta patología, entre ellos, recurrencia de la enfermedad, tumores óseos y muertes causadas por la misma.
Los hombres que caminaban durante al menos tres horas a la semana eran mucho menos propensos a presentar algunos de esos síntomas de empeoramiento, consideraron los especialistas en su artículo.
En comparación con aquellos que realizaban esa actividad en menos tiempo y a un ritmo más despacio, esos pacientes estaban un 57 por ciento más protegidos, destacó Erin Richman, investigador principal.
A su juicio, los hombres que caminan de forma enérgica tras su diagnóstico pueden retrasar o prevenir la progresión de su enfermedad. El aporte positivo de andar depende de su rapidez. Pasear de manera tranquila no parece tener ningún beneficio, dijo.
Desarrollado en mayores de 50 años, el cáncer de próstata se origina cuando algunas células mutan y comienzan a multiplicarse de manera descontrolada.
Entre sus principales síntomas se encuentran dolor, micción dificultosa y disfunción eréctil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada