jueves, 25 de agosto de 2011

Revela estudio en EU eficacia de medidas en México ante virus AH1N1

DALLAS, TEXAS (24/MAY/2011).- Las medidas decretadas por el gobierno de México durante la pandemia desatada por el virus AH1N1 en 2009, fueron efectivas para reducir entre 29 y 37 por ciento la transmisión de la influenza, aseguró el Centro Internacional Fogarty.  


El organismo de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, dedicado a fomentar investigaciones de salud pública en el mundo, informó en un estudio lo eficaz que fueron las medidas de distanciamiento público promulgadas por las autoridades mexicanas.Dijo que pueden servir de ejemplo en el control de futuras situaciones similares, luego de que el gobierno mexicano decretó el cierre de escuelas a lo largo de 18 días, así como restaurantes y centros de reunión masiva, incluyendo estadios deportivos. 'El hallazgo interesante es que el cierre de escuelas y otras medidas de distanciamiento social durante la primera ola de la pandemia, se asociaron con una reducción en la tasa de transmisión de aproximadamente 29 a 37 por ciento", dijo Gerardo Chowell Puente.  El investigador del Centro Internacional Fogarty, comentó los resultados del estudio, en un comunicado difundido por la institución y cuyos resultados serán publicados en la revista especializada 'PLoS Medicine'.  El estudio apuntó también que las tasas de hospitalización se redujeron de 70 a 10 por ciento durante el periodo en que las escuelas permanecieron cerradas y el distanciamiento social fue estimulado con las demás medidas. "Eso es un cambio significativo en la rápida difusión de un virus en una pandemia", indicó.  La influenza por el virus AH1N1 provocó la muerte de unas mil 300 personas en México entre 2009 y 2010.  El estudio proporciona la primera descripción epidemiológica integral de la estructura de la pandemia de 2009 en México, al considerar edades, geográfica y gravedad de la epidemia.  Apuntó que su medición se basó en la aplicación de modelos matemáticos a los datos de vigilancia de la influenza elaborados por el Instituto Mexicano del Seguro Social, un sistema de salud pública que abarca al 40 por ciento de la población en México.  'Encontramos un efecto significativo de las medidas de distanciamiento social que podría ayudar a mitigar los impacto de futuras pandemias', dijo Chowell.  Explicó que esa situación podría provocar que el punto más álgido de una pandemia tarde más en llegar, dando tiempo a las autoridades de salud a prepararse con el abasto de los productos farmacéuticos y antivirales necesarios.  

'Una vacuna podría ser desarrollada durante ese tiempo', destacó Chowell.  El estudio comprobó que las personas más jóvenes fueron las más afectadas por el virus AH1N1, dado que las personas mayores tenían una cierta inmunidad después de que décadas atrás había circulado una cepa similar.  "Hubo un número significativo de personas jóvenes con enfermedad respiratoria grave, en particular durante la fase inicial de la pandemia", refirió Chowell.  El estudio, señaló el investigador, tiene implicaciones para la mejora de los planes de preparación de futuras pandemias.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada