sábado, 3 de septiembre de 2011

Están bajo control casos de influenza AH1N1 en el Tachira


Diario La Nacion.- 
La vigilancia epidemiológica en el Táchira está bajo control en el caso de la influenza AH1N1. Aún se está a la espera de los resultados que debe enviar el Instituto Nacional de Higiene "Rafael Rangel", en cuanto al niño de 18 meses que falleció sospechoso de contraer este virus, dijo el doctor Noel Calderón, epidemiólogo de la Corporación de Salud.


"En el caso de Rubio, residencia del niño fallecido hace nueve días, los hermanitos que estaban hospitalizados en el Central fueron dados de alta, evolucionaron satisfactoriamente; hasta el día lunes sólo quedaba pendiente la mamá", explicó.

Indicó, al mismo tiempo, que algunos de los niños no tenían criterio de hospitalización, pero se controlaron aplicando el tratamiento correspondiente, mientras se esperan los resultados de Caracas.

Considera el doctor Calderón que los casos de los hermanitos del niño fallecido no eran por influenza AH1N1, sin embargo, por la presunción clínica de los médicos, se tomaron las previsiones correspondientes.

--¿De resultar positivo el caso del niño, cómo pudo contraer el virus?

-- No todos los problemas respiratorios son tipo influenza. En este caso la presunción es que es una muerte por un problema de tipo respiratorio, una neumonía, la cual puede tener como origen de base comunitario, o sea, que hay muchos gérmenes, bacterias en el ambiente, en este caso hay muchos factores de riesgo-- sostuvo.

El entorno familiar del niño -agregó el epidemiólogo- tiene muchos factores de riesgo, como lo son las condiciones sociales y económicas bastante deprimidas, viven en una pobreza extrema, no tienen condiciones ni siquiera de cómo alimentarse y este es un aspecto básico, por lo tanto, son personas que están inmunosuprimidas, condición que hace que cualquier proceso, agente causal, llámese bacteria, virus, encuentre un terreno propicio para producir una enfermedad y, por lo tanto, el organismo no tiene la capacidad para dar una respuesta a fin de defenderse.

No obstante, como en el caso del niño fallecido, hubo otros cuadros clínicos con manifestaciones respiratorias, se debió aplicar la vigilancia epidemiológica, que consiste en que todo paciente sintomático respiratorio que consulte o se hospitalice en el sector público o privado, se le tome una muestra de un hisopado faríngeo, se le inicie el tratamiento antiviral, independientemente de cualquier tratamiento con antibiótico o que los especialistas clínicos decidan continuar, de acuerdo con las manifestaciones clínicas que presente el paciente.

"En este caso, lamentablemente, murió el menor de la familia, tenía factores de riesgo asociados, como eran una anemia, además de cuadro asmático, según consta en el certificado. Estos factores de riesgo pudieron haber desencadenado que muriera por un problema respiratorio", agregó.

--¿Se han presentado otros casos sospechosos?

-- Hasta el momento no. Enviaron un caso, pero todo apunta a otro diagnóstico, aun así se le tomó muestra-- puntualizó.

Insistió el epidemiólogo en que las personas deben mantener las medidas de precaución, como es el lavado frecuente de las manos, toser y estornudar utilizando toallines, pañuelos, las personas mantenerse alejadas de un sintomático respiratorio; el que presente los síntomas, aislarse, mantenerse en reposo, tomar analgésico y mucho líquido.

Por otra parte, dijo el doctor Calderón que los equipos de epidemiología están recibiendo una capacitación, en cuanto a lo que es la vigilancia epidemiológica, de la rubéola y el síndrome de la rubéola congénita.

El taller está siendo dictado por una representante del Ministerio de Salud, donde se está dando, a través de unas mesas de trabajo, un refrescamiento a todos los equipos de salud, sobre lo que corresponde a las actividades que se tengan que desarrollar, para la vigilancia epidemiológica de lo que es la identificación y detección de casos de rubéola y síndrome de rubéola congénita.

"Esto forma parte de las políticas que tiene el Ministerio en cuanto a la erradicación de las enfermedades que son prevenibles por vacuna, y para ello se tiene (planeado) hacer la detección y canalización de todos esos casos sospechosos, hasta que se haga la confirmación desde el punto de vista clínico-epidemiológico y la confirmación por laboratorio", concluyó el doctor Noel Calderón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada