martes, 6 de septiembre de 2011

Dos niños se contagiaron de cepa evolucionada de AH1N1

El Universal.- Chicago.- Dos niños estadounidenses contrajeron en los últimos dos meses gripe originada en cerdos, y un análisis de ambos virus reveló que portaban material genético de la influenza pandémica H1N1 desatada en el 2009, informaron investigadores del Gobierno de Estados Unidos, dijo Reuters. 

Los expertos lanzaron una advertencia a los trabajadores de salud para que estén atentos a virus sospechosos, dado que los que se cruzan entre especies pueden ser especialmente virulentos. En ambos niños, uno de Indiana y otro de Pennsylvania, los análisis de los virus mostraron que contenían un gen de la gripe pandémica del 2009, según un informe publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés). 

Los virus de la influenza que saltan de una especie a otra son motivo de preocupación porque pueden modificar genes y formar una cepa totalmente nueva, lo que complica la protección contra ellos. 

"Los virus pandémicos comienzan cuando se renuevan y emergen como nuevos virus. Por eso tenemos que seguir de cerca a los nuevos virus de la influenza cuando surgen", dijo el portavoz de los CDC Tom Skinner. "Están cambiando constantemente, y es por eso que tenemos que tener sistemas de vigilancia realmente buenos para detectarlos cuando emergen", añadió. 

Hasta el momento, este nuevo virus no parece poder transmitirse fácilmente de una persona a otra, pero Skinner señaló que los CDC aún están investigándolo. 
Desde el 2005, ha habido unos 22 casos de infecciones humanas con virus de la gripe de origen porcino similares a los casos actualmente notificados, agregó el portavoz. Las 22 personas se han recuperado. 

En uno de los dos casos recientes, un niño pequeño de Indiana que se había vacunado contra la gripe en septiembre pasado desarrolló fiebre, tos, falta de aire, diarrea e inflamación en la garganta a fines de julio. Un hisopado reveló que se había infectado con un virus de la influenza tipo A. 

Pruebas posteriores de funcionarios estatales sugirieron que el virus que había contraído se había originado en cerdos, y la muestra fue enviada a los CDC para su confirmación. 

Según el informe de los CDC, el chico no había tenido contacto directo con cerdos antes de desarrollar los síntomas, pero sí una persona que cuidaba de él. 

En el segundo caso, una niña de Pennsylvania menor de 5 años que había recibido la vacuna contra la influenza el año anterior presentó una infección sospechosa en agosto con la influenza A de origen porcino H3N2. 

Pruebas oficiales y también los CDC confirmaron que también en su caso se trataba de una forma de gripe originada en cerdos, probablemente por contacto directo de la pequeña en una instalación agrícola. La niña se recuperó sin tratamiento. 

Skinner manifestó que los CDC estaban publicando este informe para recordar a los médicos y trabajadores de la salud que estén atentos a posibles casos sospechosos de gripe. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada