miércoles, 6 de abril de 2011

Declaración de La Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas ante la campaña de descrédito de la vacuna para combatir la influenza A(H1N1)


Declaración de La Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas Comisión de Epidemiología ante la campaña de descrédito de la vacuna para combatir la influenza A(H1N1)


Caracas, 6-4-2011 Ante la campaña sensacionalista, inescrupulosa y dañina de descrédito desatada contra la vacuna que permite proteger a las personas de sufrir influenza A(H1N1), campaña producida por personas anónimas que buscan disuadir a las personas a aplicarla y han utilizado deliberadamente informaciones carentes de fundamento científico, y emplean imágenes que exponen al público en general, a respuestas de ansiedad e incertidumbre, divulgadas mediante cadenas electrónicas de documentos con pruebas fraudulentas sobre la seguridad y la eficiencia de la vacuna, la Red de Sociedades Científicas Médicas de Venezuela, y la Comisión de Epidemiología de esta Institución, recopiló documentos oficiales de la Organización Panamericana de la Salud y de la Organización Mundial de la Salud, Organizaciones líderes en el campo de la salud mundial, documentos que fortalecen nuestra razonable confianza en la eficiencia y la seguridad de la vacuna contra la influenza A(H1N1). La confianza es necesaria e indispensable para que las medidas de Salud Pública que actualmente adelanta el MPPS y las organizaciones del sector salud, contribuyan a controlar efectivamente la situación epidémica de influenza por el virus A(H1N1) que sufre nuestro país. Nuestro llamado es dirigido principalmente al público en general, a las familias y comunidades; a los profesionales de la salud, ávidos de orientación e información, a utilizar fuentes confiables, y evidencias sustentadas sobre pruebas suficientemente validadas, que permitan fortalecer la confianza que merece la vacuna como la forma más segura y eficiente para protegerse de la enfermedad y también a rechazar e interrumpir las cadenas de información inescrupulosas y dañinas, carentes de todo crédito, que producen adicionalmente una epidemia más lesiva, la epidemia del miedo y la incertidumbre. Por estas razones, rogamos a todos nuestros lectores a reproducir y divulgar los documentos elaborados por la Organización Mundial de la Salud y la Organización Mundial de la Salud, que explican ampliamente los resultados obtenidos luego de vacunar exitosamente a más de 220 millones de personas en el Continente Americano con la vacuna contra el virus de influenza A(H1N1), las reales expectativas de efectos secundarios y la obligación del estado de garantizar la vigilancia y control de estos efectos, por cierto, similares o menores en frecuencia e intensidad a los esperados con cualquier tipo de vacuna contra la influenza estacional. La Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas pone a disposición de las personas en general y por todos los medios disponibles la orientación, consulta, y apoyo a todas aquellas personas que deseen formular preguntas y aclarar sus dudas sobre esta materia, de manera de ofrecer asesoría, que no sustituye la orientación de los médicos de cabecera y contribuye a que las personas tomen la mejor decisión sobre su salud y cumplan con las recomendaciones del Ministerio del Poder Popular para la Salud para combatir la epidemia. Las consultas pueden ser dirigidas a la pagina Web de la red de Sociedades Cientificas Medicas de Venezuela o a nuestro correo electronico. Anexamos los documentos de la OPS y OMS. Resumen de los Resultados de Informe del Comité de Examen externo para evaluar la respuesta pandémica global y el papel de OMS y del Comité Mundial sobre Seguridad de las Vacunas (GACVS, por sus siglas en inglés), que fue convocado en junio del 2010 para revisar la seguridad de las vacunas contra la influenza pandémica A (H1N1). Así mismo, el Informe de los Avances de la Vacunación contra la Influenza A(H1N1) en las Américas del 3 de septiembre de 2010 elaborado por la OPS. Este documento insta a continuar aplicando la vacuna a las personas identificadas en grupos de riesgo, siguiendo los lineamientos de las autoridades de salud de los países. Describe además, los eventos supuestamente atribuibles a la vacuna que han sido notificados hasta la fecha.


Comisión de Epidemiología RSCMV

Saul O. Peña.José Félix Oletta L.Ana C. Carvajal



En Enero de 2010, la Directora General de la OMS convocó un Comité de Examen externo para evaluar larespuesta pandémica global y el papel de la OMS. El Comité de Examen llevó a cabo su trabajo evaluación a través de sesiones plenarias, abiertas a los medios de comunicación para afirmar su transparencia. Como parte de su evaluación, el comité escuchó testimonio depersonas que representan a los países, organizaciones intergubernamentales, organizaciones no gubernamentales,organismos de Naciones Unidas, representantes de la industria, profesionales de la salud, expertos, miembros delos medios de comunicación, presidentes de comisiones competentes y la Secretaría de la OMS. El informe preliminar de dicha evaluación se encuentra en la página Web de la OMS (1) El comité de examen externo determinó que las decisiones tomadas durante la pandemia fueron guiadas exclusivamente por la misión de la OMS de intentar salvar el mayor número posible de personas. El Comité no encontró ninguna evidencia de influencia comercial en la toma de decisiones. Críticos de la OMS afirman que la gravedad de la pandemia fue exagerada. Sin embargo, el Comité de Examen consideró que cualquier crítica debe tener en cuenta en la evidencia disponible al inicio de la pandemia. La gravedad de la pandemia era muy incierta de mayo a agosto del 2009. El Comité hace referencia a un estudiode 899 pacientes hospitalizados en México entre finales de marzo y 1 de junio de 2009, donde se demostraba quela influenza pandemica (H1N1) 2009 afectaba de manera desproporcionada a los jóvenes. Cincuenta y ochopacientes (6,5% de los hospitalizados) evolucionaron a enfermedad crítica, con complicaciones como el síndromede dificultad respiratoria aguda y shock. Este estudio exponía estadísticas alarmantes, como una tasa de letalidadde 41% entre las personas con enfermedad grave (2). Después de diseminada la pandemia se pudo determinar que se trataba de una enfermedad menos grave. Aun así, el 87% de las muertes por influenza pandémica ocurrieron enmenores de 65 años de edad, con riesgo de muerte entre niños y adultos 7 veces y 12 veces mayor que durante la influenza estacional, respectivamente (4). Con relación a la seguridad de la vacuna contra la influenza pandémica, el Comité Mundial sobre Seguridad de las Vacunas (GACVS, por sus siglas en inglés), fue convocado en junio del 2010 para revisar la seguridad de las vacunas contra la influenza pandémica A (H1N1). Este grupo de expertos clínicos y científicos fue establecido por la OMS para proporcionar asesoramiento independiente y científicamente riguroso en temas de seguridad de las vacunas. Entre septiembre de 2009 y junio de 2010, más de 350 millones de dosis de la vacuna ya habían sido administradas a diversas poblaciones. Al revisar los datos mundiales sobre eventos adversos, el GACVS determinó que la vacuna pandémica es segura y las tasas de eventos adversos no exceden la tasa esperada con la vacuna trivalente estacional contra la influenza. Además, el GACVS encontró que la mayoría de los eventos adversos que se han reportado después de la inmunización no han sido graves. (4) Estos hallazgos son consistentes con lo observado en la Región de las Américas. Los países de la Región de las Américas han aplicado más de 200 millones de dosis de vacuna contra la influenza pandémica y se han registrado 6296 Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacuna o Inmunización (ESAVIs) y de estos, solo 260 fueron considerados graves. El número de eventos adversos observados es similar al esperado con la vacuna contra la influenza estacional. Es lamentable que rumores sensacionalistas y sin evidencia científica puedan servir para disuadir a personasde recibir la vacuna contra la influenza. Es especialmente deplorable cuando esta desinformación sirve de obstáculo para proteger a poblaciones vulnerables a complicaciones por la influenza pandémica, como las mujeres embarazadas. La OPS/OMS continuará su esfuerzo de difundir datos científicos actualizados y rigurosos en su misión de la protección de la salud de las Américas.



REFERENCIAS (1) Informe del Comité de Examen sobre el funcionamiento del reglamento Sanitario Internacional (2005) y sobre la Pandemia de Influenza A (H1N1) 2009 [En Inglés] http://www.who.int/ihr/preview_report_review_committee_mar2011_en.pdf (2) Dominguez-Cherit G, Lapinsky SE, Macias AE, Pinto R, Espinosa-Perez L, de la Torre A, et al. Critically Ill patients with 2009 influenza A(H1N1) in Mexico. JAMA 2009 Nov 4;302(17): 590 1880-7. (3) Shrestha SS, Swerdlow DL, Borse RH, Prabhu VS, Finelli L, Atkins CY, et al. Estimating the burden of 2009 pandemic influenza A (H1N1) in the United States (April 2009-April 2010). Clinical Infectious Diseases 2011;52 (Suppl 1):s75-s82. (4) Global Advisory Committee on Vaccine Safety, 16–17 June 2010. Weekly Epidemiological Record. 23 July 2010. No. 30, 2010, 85, 285–292

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada