lunes, 13 de julio de 2009

Expertos desentierran historia de virus pandémicos de gripe

HONG KONG (Reuters) - Los virus de gripe que provocaron las tres peores pandemias del último siglo circularon en sus formas casi completas durante años antes de que ocurriera la catástrofe, según demostraron investigadores de Hong Kong y Estados Unidos.
El virus H1N1 que provocó la gripe española de 1918-1919 circuló en cisnes y humanos mucho antes de que comenzara la pandemia, y no provino directamente de aves como se pensaba previamente, agregaron. En su lugar, probablemente fue generada por intercambios genéticos de virus de cisnes y humanos.
Esto contrasta fuertemente con los estudios previos que sugerían que el virus H1N1 de 1918 fue una mutación que saltó directamente de las aves a los humanos y acabó ocasionando la muerte de hasta 50 millones de personas.
Los hallazgos son considerados importantes debido a la falta de estudios del virus en animales antes del actual brote de H1N1.
Mediante la comprensión de la historia natural de los virus, puede perfeccionarse el monitoreo de los virus actuales, escribió el equipo de la Universidad de Hong Kong y del hospital infantil St Jude de Estados Unidos.
Publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, el estudio también incluye a otros dos virus pandémicos: el H2N2 responsable de la gripe asiática de 1957, y el H3N2 que provocó la gripe de Hong Kong en 1968.
Guan Yi, microbiólogo de la Universidad de Hong Kong y miembro del equipo investigador, dijo que los virus de 1918 y 1957 atravesaron al menos dos rondas de cambios antes de que ocurrieran las pandemias.
Las cambios ocurren cuando los virus de gripe intercambian material genético, lo que sucede cuando un animal o persona es infectada con dos cepas al mismo tiempo.
"Antes, la gente no sabía cómo aparecían los virus pandémicos (...) este estudio nos proporciona una comprensión más profunda del proceso de evolución y emergencia de los virus pandémicos", afirmó Guan.
Otro descubrimiento fue que el virus pandémico H1N1 de 1918, el virus estacional H1N1 de la actualidad y el clásico virus H1N1 de los cisnes pueden haber estado co-circulando en el período 1918-1919.
"Son tres virus diferentes pero relacionados (...) lo que explicaría por qué algunas olas de la pandemia (de 1918-1919) fueron más letales que otras", sostuvo Guan.
El equipo analizó y comparó genes de los virus de 1918, 1957 y 1968 y sus variedades cercanas para determinar sus ancestros y los intercambios genéticos que los crearon.
Los genes del virus de 1918 probablemente circularon en cisnes y humanos desde 1911, y es improbable que el virus haya sido transmitido directamente de las aves a los humanos, precisó Guan.
"Es muy difícil que los virus salten directamente de las aves y a los humanos (y causen una pandemia), lo que explicaría por qué el virus H5N1 no ha causado hasta ahora una pandemia (dando ese salto directo de aves a humanos)", indicó Guan.
Los virus H2N2 (de 1957) y H3N2 (de 1968) se formaron de manera similar, a través de intercambios con huéspedes mamíferos desconocidos y participación de virus aviarios.
"Debido a la carencia de datos sobre la secuencia de la influenza de estos períodos, la participación de (los virus de los) cisnes en la generación de estas cepas pandémicas no puede ser excluida", señala el reporte.
Otras Noticias de Interes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada