miércoles, 13 de mayo de 2009

OMS afirma que nuevo virus de la gripe aún puede mutar y generar pandemia

El Universal.Caracas 12 de Mayo.
11:16 AM Ginebra.- La nueva cepa de la influenza H1N1 podría mutar a una forma más virulenta y generar una pandemia de gripe que podría dar tres vueltas al mundo, informó el martes la Organización Mundial de la Salud (OMS).El impacto de tal pandemia sería variable, dado que un virus que sólo causa enfermedad leve en algunos países con sistemas de salud fuertes puede volverse "devastador" en aquellos con instituciones sanitarias débiles, falta de fármacos y mal equipamiento en los hospitales, añadió la OMS. El nuevo virus, inicialmente llamado gripe porcina, "parece ser más contagioso que la influenza estacional" y casi toda la población mundial carece de inmunidad para la nueva enfermedad, indicó la agencia en un comunicado de la madrugada del martes, titulado "Evaluando la severidad de una influenza pandémica".
"Intenta explicar diferentes aspectos de la severidad, no sólo la patogenicidad del virus sino su impacto en los sistemas de salud y social", dijo a Reuters el portavoz de la agencia Thomas Abraham. "Es en respuesta a las preguntas del público y los medios", agregó.
El nivel de alerta pandémico de la agencia de Naciones Unidas se encuentra actualmente en 5, el segundo más alto en una escala de 1 a 6, añadió Abraham.Esto implica que el virus no muestra señales de transmisión sostenida de persona a persona fuera de Norteamérica.
Unas 5.251 personas se infectaron en 30 países, según las estimaciones del martes de la OMS. Esto incluye 61 muertos.Los países más afectados son México, con 2.059 casos de los cuales 56 fueron mortales, y Estados Unidos, con 2.600 casos incluidas tres muertes.
Por el momento, con la excepción de los brotes letales en México, el virus suele causar enfermedad muy leve en personas saludables, según la agencia.
Pero los virus de la influenza mutan con frecuencia y de manera impredecible y "nunca puede descartarse la emergencia de un virus intrínsecamente más virulento durante el curso de una pandemia", indicó la OMS.
"La severidad general de una pandemia se ve influenciada además por la tendencia pandémica de dar la vuelta al mundo en al menos dos, y a veces tres, oleadas", manifestó la OMS.
"Por muchas razones, la gravedad de las oleadas subsecuentes puede diferir drásticamente en algunos o incluso en la mayoría de los países", añadió la entidad.
La pandemia de gripe de 1918, que causó la muerte de decenas de millones de personas, comenzó leve y regresó en seis meses en una forma mucho más mortal, explicó la agencia.
En tanto, la influenza pandémica de 1968 se inició de una manera relativamente leve, con casos esporádicos antes de la primera ola, y se mantuvo así en la segunda en gran parte del mundo, pero no en todos los países.
El nuevo virus de la gripe H1N1 parece de más sencilla expansión que la estacional. Esta forma regular de influenza causa la muerte de unas 250.000 a 500.000 personas por año y tiene una tasa de fatalidad menor al 0,1 por ciento.
La gripe estacional tiene además una llamada "tasa de ataque secundaria", que es el porcentaje de contactos que la contraen de una persona infectada, de entre el 5 y el 15 por ciento, según datos de la OMS."Las estimaciones actuales de tasa de ataque secundario del H1N1 varían entre el 22 y el 33 por ciento", agregó la agencia.
La entidad de Naciones Unidas, que consultó ampliamente con expertos de los países afectados, señaló que fuera de México casi todos los casos de enfermedad y muerte se produjeron en personas con condiciones crónicas subyacentes, como enfermedad cardiovascular, asma y diabetes.
En territorio mexicano y estadounidense, donde están los brotes más amplios y mejor documentados hasta el momento, un grupo de edad más joven se vio afectado durante las epidemias estacionales de influenza."Aunque se confirmaron casos en todos los grupos etarios, desde bebés hasta ancianos, la juventud de los pacientes con infecciones severas o letales es una característica llamativa de esos brotes iniciales", señaló la agencia.
El director general adjunto de la OMS, Keiji Fukuda, dijo el lunes que no era posible realizar una evaluación científica sobre la gravedad del brote, como se hace con las alertas de un huracán, por la naturaleza impredecible de la enfermedad y el hecho de que personas y países diferentes experimentan la gripe de distintas maneras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada