jueves, 21 de julio de 2011

La OMS pide parar los análisis de tuberculosis por sus errores


GINEBRA, Suiza (Reuters) - La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió el miércoles que cesaran inmediatamente los análisis de sangre para detectar la tuberculosis activa, diciendo que dan resultados erróneos y ponen a millones de personas en peligro.
En una declaración inusualmente franca, los responsables de la agencia de la ONU señalaron que estos kits de pruebas, fabricados fundamentalmente por firmas occidentales, inducen a error a sus clientes en los países en vías de desarrollo con reclamaciones infundadas sobre su valía y utilizan "incentivos financieros perversos" para impulsar sus ventas.
"Hay pruebas abrumadoras de que los análisis de sangre conllevaban un nivel inaceptable de resultados erróneos", que conducen a un diagnóstico fallido y a equivocaciones terapéuticas, indicó la agencia de Naciones Unidas tras un estudio de un año de duración sobre el tema.
En al menos la mitad de los casos, las pruebas - utilizadas solo en países en vías de desarrollo y sobre todo en el sector privado - determinaron que gente enferma estaba sana y detectaban la enfermedad en pacientes que en realidad no la tenían, según el jefe de prevención de la tuberculosis de la OMS, Mario Raviglione.
"Esto significa que decenas de miles de personas con TB no reciben tratamiento, así que es altamente probable que infecten a muchos, muchos otros", señaló. "Y un número similar de personas sanas reciben un tratamiento inútil".
"Por lo tanto, ponen en peligro las vidas de los pacientes", agregó.
Las pruebas, que no tienen aprobación regulatoria en ningún sitio y no se realizan en los países ricos, "deben pararse inmediatamente y en todas partes", pidió.
Es la primera vez que la OMS emite una recomendación explícita "negativa" sobre una práctica utilizada contra una enfermedad que mata a 1,7 millones de personas al año.
Según los datos de la agencia, cada año se realizan por lo menos dos millones de estas pruebas en unas 17 naciones en desarrollo - China e India, entre ellas-, casi exclusivamente por parte de médicos y empleados sanitarios del sector privado o semiprivado, según la OMS.
"La OMS está instando a los países a prohibir los análisis de sangre inexactos y no autorizados y, en cambio, confiar en los test microbiológicos o moleculares", indicó la agencia en un comunicado.
La especialista en tuberculosis de la OMS Karin Weyer contó en la misma rueda de prensa en Ginebra que el Gobierno indio había pedido al organismo de Naciones Unidas que realizara un análisis detallado de estas pruebas, en venta desde mediados de los 90.
"Suelen comercializarse en países con mecanismos regulatorios débiles para las diagnosis, donde ciertos incentivos cuestionables de marketing pueden soslayar el bienestar de los pacientes", dijo Weyer.
"Es un negocio multimillonario centrado en la venta de pruebas por debajo del estándar que brindan resultados poco fiables", añadió.
Un informe del grupo de expertos que llevó a cabo el análisis en la página de TB de la OMS (www.who.int/tb) muestran que la mayoría de los 18 fabricantes conocidos se encuentran en Europa y América del Norte, en países como Francia, Italia, Alemania, Holanda y Estados Unidos. En la mayoría de los casos se trata de empresas pequeñas y que no cotizan en bolsa, del sector de diagnósticos médicos, según el informe de la OMS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada