lunes, 3 de agosto de 2009

Realizarán prueba de AH1N1 a infantes y embarazadas

El Universal.- Desde hace varias semanas, médicos epidemiólogos e infectólogos esperaban y exigían que las autoridades de salud de Venezuela cambiaran la definición de caso sospechoso de AH1N1, de manera de ampliar la toma de muestras a posibles enfermos y evitar diagnósticos y tratamientos tardíos que agravaran el estado de salud de quienes sufrían esta rara forma de influenza.

Tras intensas reuniones donde se incorporaron también especialistas del sector privado, el Ministerio del Poder Popular para la Salud y Protección Social anunció el cambio de protocolo oficial en el diagnóstico y tratamiento del AH1N1. Ahora, la toma de muestras automática para descartar o confirmar la presencia del virus no estará limitada sólo a aquellas personas con síntomas de gripe que hayan viajado recientemente o hayan estado en contacto con algún portador del virus.

A partir de ahora y según el nuevo protocolo, se tomarán muestras nasofaríngeas a niños y niñas menores de dos años de edad, mujeres embarazadas y adultos con afecciones crónicas del sistema pulmonar, cardiopulmonar, asma, enfermedades fibroquísticas, diabetes, malnutrición, portadores de VIH, pacientes oncológicos y personas que hayan recibido trasplante de órganos, siempre que presenten síntomas de influenza y puedan ser considerados sospechosos de portar el virus. Estas muestras serán enviadas para su evaluación al Instituto Nacional de Higiene, en Caracas, que sigue siendo el único centro autorizado para efectuar tales pruebas de diagnóstico.

Más efectivo
La infectóloga Ana Carvajal acudió a dos reuniones para definir el nuevo protocolo contra el AH1N1 como representante del Hospital Universitario de Caracas. A su juicio, en el documento sí se ha avanzado en el cambio de definición de caso sospechoso", que incluye a quienes cumplen con la definición de caso clínico de enfermedad tipo influenza, tienen cuadro clínico de Infección respiratoria aguda grave o fallece por cuadro clínico de Infección respiratoria aguda grave por causas no determinadas."La nueva definición de caso sospechoso permitirá que a los pacientes con alto riesgo, incluyendo los que sufren infección respiratoria aguda grave, se les tome la muestra y se les indique tratamiento con el antiviral oseltamivir a la brevedad", explicó Carvajal. Sólo manifestó un punto en contra: la no inclusión de los mayores de 65 años con síntomas de influenza en la toma obligatoria de muestras.
Al decir de la especialista, también se ha avanzado en la terapia para embarazadas, ya que el nuevo protocolo contempla tratamiento para todas aquellas sospechosas de influenza. "Esto es positivo pues son un grupo muy vulnerable a esta infección. En Estados Unidos representan el 6% de las muertes por esta causa. También se han observado complicaciones como abortos y parto prematuro", finalizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada