martes, 10 de noviembre de 2009

Europa tiene método ordenado de vacunación contra Influenza AH1N1



LONDRES (AP) - En Gran Bretaña no hay filas largas de personas buscando la vacuna contra la gripe porcina, los consultorios médicos no están siendo abrumados con llamadas desesperadas y no hay acusaciones de injusticia señalando que las vacunas se reservan a empresas acaudaladas o a personas sanas que realmente no las necesitan.Aquí, y en casi toda Europa, la vacuna para proteger contra la gripe pandémica es dada mayormente sólo por invitación y únicamente a aquellos en mayor riesgo de complicaciones."Esa es una de las grandes ventajas del sistema de salud británico", dijo el doctor Steve Field, presidente del Colegio Real de Médicos Generales. "Tenemos una lista de todos los nombres de pacientes que están en condiciones de ser vacunados", señaló.
Cuando Gran Bretaña desarrolló su programa de vacunación contra la pandemia el mes pasado, diseñó su campaña para asegurar que obtuvieran primero su vacuna los grupos prioritarios _incluidas mujeres embarazadas, trabajadores del sector salud y aquellos con problemas crónicos de salud como diabetes, cáncer y sida.En lugar de anunciar que había llegado la vacuna y esperar que se formaran las filas, el Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña envió cartas, invitando a todos aquellos que estaban en condiciones de riesgo especial a hacer una cita y recibir primero sus inyecciones.
Field dijo que el sistema socializado de atención médica de la Gran Bretaña permite al país centrarse en la gente que necesita ser vacunada rápidamente: "No es como en Estados Unidos, donde se trata de la supervivencia del que se encuentra en mejor estado físico y del más acaudalado".Apenas esta semana, los estadounidenses se enteraron que los gigantes de Wall Street, Goldman Sachs y Citigroup, obtuvieron vacunas contra la gripe porcina, a pesar de que muchos consultorios médicos y clínicas comunitarias aún no tienen ninguna.Las compañías obtuvieron la vacuna a través de procedimientos normales, y fue para empleados que cumplen el criterio de vacunación; pero la percepción de injusticia detonó un clamor.
En el Reino Unido, se ofrecerá la vacuna a la población general después de que la reciban los grupos prioritarios, probablemente dentro de dos meses. Por ahora, sólo los niños con problemas de salud son una prioridad, no los menores sanos.

Programas similares se realizan en otras naciones europeas, todas con medicina socializada:
En Alemania, los médicos también han estado poniéndose en contacto con pacientes de alta prioridad para que se presenten a recibir la vacuna, aunque otras personas que la han solicitado no han sido rechazadas.En Suecia, Dinamarca y Finlandia, algunos gobiernos locales están enviando invitaciones a grupos de alto riesgo o colocando información sobre la disponibilidad de vacunas en sus portales de internet.Hasta ahora, Francia sólo está vacunando a trabajadores del sector salud. Su ministro de Salud señaló que seis millones de personas en grupos prioritarios comenzarían a recibir invitaciones la próxima semana para ser vacunadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada