viernes, 13 de noviembre de 2009

La muerte de dos personas recién vacunadas contra la gripe A hace saltar las alarmas en China

europapress.- El portavoz del Ministerio de Salud, Deng Haihua, sólo confirmó detalles de una de las víctimas mortales, un profesor de instituto de la provincia de Hunan. El docente murió mientras jugaba a baloncesto apenas ocho horas después de recibir la vacuna contra el virus H1N1, que será suministrada antes de que concluya el año a unos 64 millones de chinos, el 5 por ciento de la población nacional.Aunque la muerte del profesor aparentemente se debió a causas ajenas a la vacuna, Deng indicó que se ha retirado el lote del que recibió su dosis como medida de precaución, informó hoy sábado el diario 'China Daily'. Al margen de esta modificación, la campaña sanitaria seguirá como hasta ahora, a la espera de que la autopsia de la víctima confirme los datos adelantados desde un primer momento por las autoridades tanto regionales como estatales.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de China tiene registrados 15 casos de personas que han sufrido graves efectos secundarios, entre ellos shock anafilácticos, después de recibir la vacuna. Estas personas recibirán tratamiento gratuito para reponerse y una indemnización económica.

La portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Pekín, Vivian Tan, aclaró que, aunque ninguna campaña de este tipo está exenta de riesgo, la vacuna contra la nueva gripe cuenta con una seguridad prácticamente plena. "Hemos observado efectos menores como irritación del brazo, sarpullidos, algo de fiebre y dolor de cabeza entre las personas que han recibido la vacuna", indicó

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada