miércoles, 25 de noviembre de 2009

Informe oficial descarta efectos graves relacionados con la vacuna contra la Influenza AH1N1


Washington, 25 nov (EFE).- El primer informe oficial del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. descartó hoy que existan pruebas científicas de que la vacuna de la gripe A que circula en el país esté causando efectos secundarios graves.Seguir leyendo el arículo
La vacuna se ha administrado a alrededor de 22 millones de estadounidenses desde que comenzó a distribuirse en el país, a principios de octubre, hasta mediados de noviembre, según confirmó hoy la portavoz del CDC Anne Schuchat en una conferencia de prensa.
Entre ellos, se registraron unos 3.200 casos de posibles efectos secundarios, la mayoría por causas menores como dolor o hinchazón tras el pinchazo, explicó Schuchat.
"Los datos que tenemos hasta ahora de la vacuna sugieren que es segura", dijo Schuchat, que se mostró satisfecha por contar con un informe que respalde lo que las autoridades de salud vienen reiterando a aquellos ciudadanos escépticos con la vacuna.
El efecto que más preocupaba a los expertos era el desarrollo del síndrome de Guillain-Barre, una rara enfermedad que puede causar parálisis y que aumentó de forma anormal durante la campaña de vacunación durante la gripe porcina de 1976.
Sin embargo, el CDC sólo ha registrado 10 casos de síndrome de Guillain-Barre hasta ahora, y algunos de esos están aún pendientes de confirmar.
Schuchat subrayó que 10 casos es una proporción muy baja para una condición que no siempre se presenta como efecto secundario, y con la que se diagnostica cada semana a un mínimo de 80 personas en Estados Unidos.
El estudio sobre la vacuna se elaboró a partir de un sistema de información voluntario al que los pacientes y los médicos pueden recurrir si creen que algo ha ido mal tras vacunarse.
177 de los informes enviados a través de ese sistema se consideraron graves, entre ellos 11 muertes.
Schuchat subrayó que no hay "ninguna evidencia" de que esas muertes fueran causadas por la vacuna, y que entre ellas no se ha registrado ningún tipo de pauta común.
La funcionaria del CDC añadió que la agencia tiene otros dos sistemas para rastrear posibles efectos secundarios de la vacuna, y que ninguno de ellos ha confirmado que existan casos de síndrome de Guillain-Barre.
El virus de la gripe A ha contagiado a 22 millones de personas en todo el país en los últimos seis meses, y ha causado 3.900 muertes, unas 540 de ellas entre niños, según las últimas cifras del CDC, que ha confirmado que la propagación de la enfermedad está comenzando a remitir en el país.
Hasta ahora, las autoridades de salud han distribuido alrededor de 50 millones de dosis de la vacuna contra la gripe A, aunque se enfrentan a fuertes críticas por la escasez del suministro.
El CDC también recomendó hoy que los adultos con enfermedades crónicas como asma, diabetes o problemas cardíacos se vacunen contra la neumonía, tras haber constatado un aumento de los casos en los que las infecciones bacterianas van de la mano con el contagio de la gripe A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada