jueves, 11 de junio de 2009

Ki-Moon advierte sobre excesiva alarma por gripe A

Union Radio(EFE)."La alerta se ha elevado, pero es solo una declaración sobre la propagación geográfica de la enfermedad. No es en sí misma causa de alarma", afirmó hoy Ban durante su conferencia de prensa mensual en Naciones Unidas.
En Ginebra, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró una pandemia por el brote del virus que causa la gripe A, que se declaró a finales de abril y que ha infectado a casi 30.000 personas en 74 países y causado 141 muertes.
"Aunque infeccioso, este nuevo virus no parece, hasta el momento, tan severo como se temía y las tasas de mortalidad son bajas", indicó Ban, que señaló también que aunque el virus por ahora ha afectado a países más desarrollados, la tendencia podría cambiar y darse en los que tienen sistemas sanitarios menos desarrollados.
El secretario general de la ONU advirtió, además, de que la estación de la gripe normal comienza ya en el hemisferio sur del planeta y que por ello, los países tienen que estar preparados con mejor acceso a las vacunas, medicamentos virales y antibióticos.
"La elaboración de las vacunas ya ha comenzado y las primeras dosis estarán disponibles en septiembre próximo", indicó el responsable de la ONU, que apeló también a la solidaridad global.
Insistió también en que las reacciones ante la declaración de pandemia deben ser coordinadas y "tener una base científica", además de que pidió a los gobiernos que eviten "las acciones precipitadas y discriminatorias como las restricciones a los viajes o al comercio".
A principios de mayo, apenas declarados los primeros casos de esa enfermedad, Ban ya advirtió a los países en contra de las prohibiciones de viajar y a la imposición de restricciones al comercio de carne porcina, decretados de forma injustificada por algunos gobiernos.
También ha expresado en varias ocasiones oposición a la adopción de "reacciones exageradas" sin fundamento científico para luchar contra la propagación del virus AH1N1 por considerar que pueden causar daños sociales y económicos innecesarios.
En mayo pasado y para evitar la entrada de ese virus a sus fronteras, países como Perú, Argentina, Cuba y Ecuador suspendieron los vuelos hacia México, principal afectado en ese momento por la gripe A.
Además, otros países como China y Rusia impusieron restricciones a la importación de carne de cerdo y sus derivados, pese a que las autoridades habían asegurado que se puede consumir con seguridad.
El secretario general de la ONU adelantó que el próximo lunes convocará una reunión del comité para la gripe para diseñar las próximas medidas inmediatas a adoptar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada