miércoles, 28 de octubre de 2009

Laboratorios con problemas para entregar vacuna AH1N1 en EEUU

WASHINGTON (Reuters) - GlaxoSmithKline aún tiene que recibir la aprobación del Gobierno de Estados Unidos para su vacuna contra la influenza pandémica H1N1, indicó el martes la compañía, mientras que Novartis señaló que estaba teniendo problemas para desarrollar la inmunización.Un senador estadounidense acusó al Departamento de Salud y Servicios Humanos de excederse en las promesas sobre cuántas y cuán rápido serán aplicadas las vacunas contra la gripe H1N1.Estados Unidos tiene contratos con sus cinco proveedores de inmunización contra la influenza estacional para que les envíen la dosis pandémica, aunque ha reducido drásticamente las estimaciones iniciales sobre cuántas aplicaciones serían realizadas este mes y el próximo.El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) señala que los laboratorios están teniendo más problemas de lo previsto para desarrollar la vacuna, que se cultiva en huevos de gallina usando una tecnología de 50 años de antigüedad.Glaxo, que firmó un acuerdo amplio previamente este año con el Gobierno estadounidense por 250 millones de dólares en productos contra la pandemia, incluidas vacunas, dijo que su inmunización aún debe ser autorizada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés), aunque la petición se realizó en septiembre."Estamos trabajando con el HHS para determinar cómo podemos cumplir mejor con sus necesidades y las fechas de entrega finales no se sabrán hasta que estas negociaciones y el proceso de aprobación regulatorio se hayan completado", dijo la portavoz de Glaxo Claire Brough.El productor de vacunas australiano CSL dijo que la FDA había liberado cinco lotes de su inmunización."En términos de producción de vacuna H1N1, CSL está trabajando actualmente lo más rápido y eficientemente posible para fabricar el antígeno de la vacuna H1N1 y está realizando un buen avance", dijo una portavoz en un correo electrónico.
Parte del problema es que la muestra de la cepa que se envió a las compañías para crear la inmunización no creció particularmente bien en los huevos."La empresa está usando una nueva cepa del virus H1N1 que está brindando mejores rendimientos que la original", añadió la portavoz.Por su parte, Novartis también tuvo complicaciones."Sí, los rendimientos son menores de lo inicialmente esperado, con demoras en el volumen disponible", dijo el portavoz Eric Althoff, quien agregó que el grupo suizo había informado al Gobierno de Estados Unidos sobre los menores rendimientos en todo el proceso.El HHS inicialmente había estimado que se habrían distribuido 40 millones de dosis de la vacuna H1N1 a fines de octubre, pero sólo se repartieron 16 millones.El martes, el director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), Thomas Frieden, dijo que actualmente había 22,4 millones de dosis disponibles para los estados, las cuales pueden entregarse un día después de ser solicitadas.
"Francamente, es muy probable que esa escasez de vacunas sea una de las cosas que está haciendo que las personas se interesen más por ser vacunadas", dijo Frieden a periodistas. "Creemos que será más fácil obtener la vacuna en las próximas semanas", añadió.Por su parte, la unidad MedImmune de AstraZeneca no ha tenido problemas con la producción de su inmunización en aerosol, que fue la primera disponible en el mercado estadounidense; mientras que Sanofi-Aventis indicó el viernes que estaba en marcha un envío de más de 75 millones de dosis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada