sábado, 24 de octubre de 2009

OMS: Casi 5.000 muertes por gripe porcina en el mundo

AP.- Casi 5.000 personas han muerto de gripe porcina desde que la enfermedad fue detectada este año y se convirtió en una pandemia, informó el viernes la Organización Mundial de la Salud.
Pero ya que la mayoría de los países han dejado de contar los casos de gripe porcina, la cifra se considera inferior a la real.
La OMS dijo que hubo un total de 4.999 muertes hasta el 18 de octubre, de las cuales la mayoría ocurrieron en el continente americano. La cifra es superior por 264 muertes con respecto a una semana antes.
Islandia reportó su primera defunción por gripe porcina esta semana y la OMS informó que Sudán, Trinidad y Tobago reportaron también sus primeras muertes por el virus esta semana.
En Londres, la empresa farmacéutica GlaxoSmithKline PLC dijo en un comunicado que los niños podrían necesitar sólo una dosis de la vacuna para estar protegidos. Glaxo agregó que la dosis única es suficiente para reforzar el sistema inmune de los niños para combatir el virus, según los datos recabados en una prueba clínica en España que se realizó con 200 niños de entre seis meses y 3 años de edad.
Los resultados de Glaxo surgen después de que los expertos indicaran que los niños necesitarían dos dosis, pues sus sistemas inmunes son más débiles que los adultos. La semana pasada la farmacéutica rival de Glaxo, Sanofi Aventis, dijo que los niños podrían necesitar dos dosis de la vacuna contra la gripe porcina, o H1N1 por su nombre científico.
Pandemrix, la vacuna de GlaxoSmithKline, contiene un adyuvante o compuesto químico que intensifica el ingrediente activo de la vacuna y aumenta la respuesta del sistema inmune humano. Las vacunas europeas suelen utilizar adyuvantes, pero existe poca información sobre la seguridad de estas sustancias en poblaciones que incluyen niños y mujeres embarazadas.
El adyuvante de la vacuna contra la gripe porcina de Glaxo ha sido utilizado en más de 41.000 personas con vacunas para la gripe aviar, la gripe porcina y la influenza estacional.
Las vacunas contra la gripe porcina en Estados Unidos no contienen adyuvantes, algunos países han ordenado vacunas especiales sin adyuvantes para los grupos en riesgo.
Aunque la mayoría de las personas se recupera de la gripe porcina sin necesitar un tratamiento médico, el virus ataca especialmente a los niños de forma grave.
Según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, más de la mitad de las hospitalizaciones y casi un cuarto de las muertes por gripe porcina suceden en niños y adultos menores a 25 años.
Una encuesta realizada por The Associated Press y GfK descubrió que un tercio de los padres estadounidenses no quieren que sus hijos sean vacunados, en muchos de los casos por temores a los efectos secundarios.
Entre los millares de personas que han recibido la vacuna contra la gripe porcina, los efectos colaterales más frecuentes fueron dolor donde se recibió la inyección y síntomas ligeros de gripe

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada