jueves, 22 de octubre de 2009

Síndrome de Guillain-Barré y vacunación

Síndrome de Guillain-Barré y vacunación


El síndrome de Guillain-Barré (GBS) es una neuropatía periférica aguda relativamente rara (ocurren anualmente entre 1 y 2 casos por cada 100 000 personas), que sobreviene la mayoría de las veces sin que se pueda identificar la causa. No obstante, puede ocurrir después de ciertas enfermedades infecciosas, la más frecuente de las cuales se debe a Campylobacter jejuni (1 caso de GBS por cada 3000 episodios infecciosos), probablemente como resultado de una reacción autoinmunitaria. A veces se ha observado asimismo en asociación cronológica con la vacunación; se consideró que dicha asociación era causal en los casos en que la enfermedad sobrevenía después de la aplicación de una vacuna contra la gripe porcina (riesgo atribuible: 9,5 por millón de dosis administradas) o de vacunas antirrábicas elaboradas con material procedente del cerebro del conejo u otros tejidos nerviosos. Se ha constatado la presencia de anticuerpos dirigidos contra gangliósidos autólogos en una forma del síndrome de Guillain-Barré (la neuropatía axonal motora aguda [AMAN]), que es predominante en algunos países de Asia y América Latina. Aunque C. jejuni es capaz de inducir dichos anticuerpos, la patogénesis inmunológica de la forma más frecuente del síndrome de Guillain-Barré hallada en los EE.UU. y Europa (polirradiculoneuropatía inflamatoria desmielinizante aguda [AIDP]) aún no se conoce a ciencia cierta y puede involucrar la participación de linfocitos T o de anticuerpos dirigidos contra antígenos aún no identificados.
Se han notificado casos de síndrome de Guillain-Barré en asociación cronológica con otras vacunas, por ejemplo, con la vacuna contra la gripe estacional, la vacuna antitetánica, las vacunas antimeningocócicas conjugadas y la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP). Se tienen datos contradictorios acerca de si las vacunas antigripales distintas de la vacuna contra la gripe porcina están asociadas con el síndrome de Guillain-Barré. Hasta la fecha, no se ha establecido una relación causal entre dicho síndrome y la vacunación, fuera de la que se ha visto con la vacuna contra la gripe porcina y las vacunas antirrábicas elaboradas con material procedente de tejido nervioso.
El GACVS considera que la investigación de una posible relación causal podría realizarse de forma óptima mediante estudios a gran escala de la incidencia del síndrome de Guillain-Barré, antes y después de un programa de vacunación. Será necesario determinar y documentar cuidadosamente todos los casos incidentes a fin de conseguir un diagnóstico lo más exacto posible e identificar la forma del síndrome de Guillain-Barré del caso (principalmente AIDP o AMAN). La mejor comprensión de la patogénesis del síndrome de Guillain-Barré en todas sus formas ayudará a investigar la posible asociación entre dicho síndrome y la vacunación. En este contexto, la obtención de muestras de suero procedentes de los casos incidentes de síndrome de Guillain-Barré permitirá identificar las diferentes formas de la enfermedad y comprender su eventual relación con las vacunas.
Tales estudios serán especialmente útiles a la hora de investigar los acontecimientos adversos posvacunales (AEFI) de carácter neurológico que se manifiestan en asociación con las vacunas antigripales prepandémicas o pandémicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada