sábado, 24 de octubre de 2009

Obama declara gripe AH1N1 emergencia nacional en EE UU

El Nacional.- El presidente Barack Obama declaró el brote de gripe porcina una emergencia nacional y dio poderes a su secretaria de salud para que actúe sin necesidad de seguir las normas federales en los hospitales y agilizar el tratamiento para las personas infectadas con el virus, informó la Casa Blanca el sábado. "Como nación debemos estar listos en todos los niveles del gobierno, al igual que como individuos y comunidades, para tomar medidas sin precedentes que combatan la pandemia en desarrollo", escribió Obama en la declaración. El presidente señaló que la pandemia continúa avanzando y los niveles de la enfermedad aumentan rápidamente en muchas zonas, además de que existe la posibilidad de "sobrecargar los recursos del sistema de salud". La declaración que firmó el presidente el viernes permite que la secretaria de Salud y Servicios Humanos, Kathleen Sebelius, omita las normas federales para abrir centros alternativos de salud en sitios fuera de los hospitales, como escuelas y centros comunitarios si es necesario. Los hospitales podrán modificar las normas sobre pacientes. Por ejemplo, podrán solicitar menos información a los enfermos durante momentos críticos para agilizar su tratamiento con la aprobación del gobierno. La Casa Blanca anunció el sábado la declaración, la cual la permite que los hospitales coloquen las salas de emergencia fuera de sus edificios para reducir el riesgo de contagio. Funcionarios dijeron que la declaración era una acción preventiva diseñada para facilitar la toma de decisiones en el momento que se requieran. Las autoridades acotaron que esta no era una medida tomada por un aumento en el brote que ha durado meses. El viernes el doctor Thomas Frieden, director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), dijo que han sido hospitalizadas más de 20.000 personas por la enfermedad. Mientras que han ocurrido 100 muertes de niños y 1.000 en la población en total según cifras de los CDC. Esta fue el segundo paso de las dos medidas necesarias para que Sebelius obtuviera poderes extraordinarios durante la crisis de la gripe. El 26 de abril, el gobierno estadounidense declaró la gripe porcina una emergencia de salud pública, permitiendo el envío de unos 12 millones de dosis de medicamentos de una reserva federal a los estados para combatir la gripe en caso de que fuesen necesarios. En ese entonces había 20 casos confirmados de la enfermedad en el país y los pacientes se recuperaban con facilidad. Tampoco había una vacuna contra la gripe, pero los centros de control de enfermedades comenzaban a producirla. El desarrollo de la vacuna ha sido más complicado de lo que pronosticaban las autoridades. En un principio se pensaba que habría hasta 120 millones para mediados de octubre. Hasta el miércoles sólo 11 millones de dosis se habían enviado a los departamentos de salud, oficinas de médicos y otros proveedores, según los CDC. El gobierno espera tener unos 50 millones de dosis para mediados de noviembre y 150 millones en diciembre. El virus debe desarollarse en huevos de gallina, pero el rendimiento no ha sido tan alto como esperaban los científicos, indicaron las autoridades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada