sábado, 31 de octubre de 2009

Oseltamivir y Zanamivir: eventos adversos y contraindicaciones


Por lo general, la tolerancia al oseltamivir y zanamivir es muy buena. Se reportaron náuseas y vómitos más frecuentemente en adultos que tomaban oseltamivir para el tratamiento (aproximadamente el 10% informó náuseas sin vómitos y aproximadamente el 9% informó vómitos) que en personas que tomaban placebo (aproximadamente el 6% informó náuseas sin vómitos y aproximadamente el 3% informó vómitos). En los niños tratados con oseltamivir, el 14% tuvo vómitos, en comparación con el 8.5% de pacientes al que se le administró placebo. La suspensión de oseltamivir se formula con sorbitol, que puede asociarse con diarrea y dolor abdominal en pacientes que no toleran la fructosa.
El zanamivir, un medicamento de inhalación, puede provocar broncoespasmos y no se recomienda para el tratamiento de pacientes con enfermedades pulmonares subyacentes. El zanamivir debe administrarse únicamente tal como se indica en la información de la receta utilizando el dispositivo Diskhaler que se proporciona con el producto. La fórmula comercial de zanamivir (polvo para inhalación Relenza®) es una mezcla de una sustancia activa denominada zanamivir y un portador de lactosa. Esta fórmula no está diseñada ni destinada para su uso en ningún nebulizador ni respirador mecánico, ya que existe riesgo de que el azúcar de la lactosa los obstruya, dificultando el funcionamiento adecuado de los respiradores mecánicos. Si bien existen informes, tanto publicados como no publicados, acerca de la utilización de zanamivir a través de un nebulizador y su máscara en ensayos clínicos, la fórmula comercial disponible actualmente no está diseñada ni destinada para administrarse con nebulizaciones. Se han reportado reacciones alérgicas (erupciones, inflamación del rostro o la lengua, anafilaxis) en ensayos clínicos, tanto con oseltamivir como con zanamivir. Se han reportado unos pocos casos de eventos neuropsiquiátricos transitorios (autoflagelación o delirios) en personas que tomaron oseltamivir y zanamivir, durante los controles posteriores al inicio de su comercialización. La mayoría de los informes surgieron de niños y adolescentes que vivían en Japón. Debido a que la propia influenza puede estar asociada a una variedad de síntomas neurológicos y de comportamiento, incluyendo convulsiones, delirio y alucinaciones, no queda claro si los inhibidores de la neuraminidasa son directamente responsables por estos efectos neuropsiquiátricos. Hasta la fecha, los análisis retrospectivos conducidos por Roche, el fabricante del oseltamivir, no han hallado evidencia de un riesgo mayor de eventos neuropsiquiátricos después del uso del oseltamivir. Hasta que existan más datos disponibles, la FDA recomienda que se controle a las personas que reciban inhibidores de la neuraminidasa en busca de comportamientos anormales. Los profesionales de atención médica deberían informar cualquier evento adverso grave (SAE, por sus siglas en inglés) después del uso de medicación antiviral a MedWatch, el programa de denuncias de eventos adversos de medicamentos de la FDA.

Para obtener más información sobre la influenza y los medicamentos antivirales, incluyendo las contraindicaciones y los efectos adversos, consulte las siguientes fuentes:

Agentes antivirales para la influenza de temporada: efectos secundarios y reacciones adversas .
Harper SA, Bradley JS, Englund JA, et al.
Pautas de la Sociedad Estadounidense de Enfermedades Infecciosas. Influenza de temporada en adultos y niños - Diagnóstico, tratamiento, quimioprofilaxis y manejo institucional del brote: pautas de práctica médica de la Sociedad Estadounidense de Enfermedades Infecciosas
Jain, S et al.
Pacientes hospitalizados con influenza H1N1 de 2009 en los Estados Unidos, abril-junio de 2009. N Engl J Med 2009;361. Disponible en: http://content.nejm.org/cgi/reprint/NEJMoa0906695.pdf
Jamieson DJ, et al. Infección por el virus de la influenza H1N1 2009 durante el embarazo en Estados Unidos. Lancet 2009;374:451-8.
CDC. Pacientes en cuidados intensivos con el virus de la nueva influenza A (H1N1) --- Michigan, junio de 2009. 2009:58:749-52. Disponible en:
http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm5827a4.htm
Rasmussen SA. Influenza pandémica y mujeres embarazadas: resumen de una reunión entre expertos. Am J Public Health 2009; 99 (S2): S248-S254.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada