sábado, 10 de octubre de 2009

Las escuelas europeas abren sus puertas; la OMS plantea su cierre

elconfidencial.com.- A pesar de las continuas llamadas a la calma por parte del ministerio de Sanidad, el continuo vaivén de noticias sobre la temida gripe A y la inminencia de la vacunación producen escalofríos en la espalda de algunos padres. Asimismo, la llegada del frío y del previsto repunte estacional de los casos tampoco ayuda a bajar la guardia de los padres europeos. El miércoles, la ministra de Sanidad volvió a repetir que lo más importante era la “tranquilidad”, al tiempo que lanzaba una serie de recomendaciones sobre qué debe pasar con los niños que contraigan el virus AH1N1. Los escolares que tengan los síntomas de la enfermedad (38º de fiebre, tos y malestar general) estarán aislados en una habitación con un adulto con mascarilla hasta que sus padres vayan a recogerlos a los centros. No debe cundir el pánico, ha pedido Jiménez, que recomienda que los niños mantengan reposo hasta que estén totalmente recuperados. Las autoridades sanitarias han pedido que no se acuda al hospital, porque los enfermos recibirán la atención necesaria en los centros de salud.Unas palabras que contrastan con la advertencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ayer en un comunicado aseguraba que el cierre de las escuelas es una medida efectiva contra el contagio, aunque dejó claro que esto no debería ser tomado como una recomendación.En otros países europeos se mantiene la calma y aunque se descarta un retraso del inicio escolar, se barajan medidas de diversa envergadura que van desde la casi mera anécdota a consecuencias más graves, como el cierre de colegios infectados. En Italia, la ministra de Educación, Mariastella Gelmini, que en los primeros momentos de la epidemia barajó un aplazamiento de la’rentrée’, descartó recientemente esta posiilidad. “No habrá un retraso del inicio del año escolar”, indicó la ministra, que aseguró que “en las escuelas donde se de cuenta de casos de personas que hayan contraido el virus H1N1 habrá un control de las autoridades sanitarias, una implicación de la directiva de la escuela y del ayuntamiento. Sólo entonces se procederá al cierre de la escuela”.Gelmini no se quedó ahí. También dejó caer que no excluye “una pausa navideña más larga”, coincidiendo con el repunte invernal de los casos tradicionales de gripe. “A día de hoy, el país debe estar tranquilo porque la situación está bajo control. Hay planes de intervención y buscamos asegurar los procedimientos necesarios para evitar la difusión de la gripe”, concluyó la ministra. Por el momento, Italia ha tenido que recurrir a medidas menos drásticas, como que en algunos institutos se prohíban las excursiones o el saludo a los compañeros con un beso, provocando una vuelta a las aulas más aséptica y descafeinada.
Esta medida también ha sido tomada en otros liceos franceses. En el país galo se han cerrado varios colegios y se ha suspendido la asistencia a las clases en aquellos lugares donde se han manifestado los síntomas de la gripe.Por su parte, en Reino Unido, donde rápidamente se extendió la alarma en las primeras semanas del verano, se ha bajado el nivel de alerta en los últimos días. De esta manera, fuentes oficiales recogidas por The Guardianhan asegurado que las 65.000 muertes estimadas en un principio quedarán en 20.000.

Chile y Argentina, diferentes posturas ante el problema

Mientras que en el hemisferio boreal la gripe está por venir, en el austral ya han superado la ‘crisis’ escolar con diferentes resultados. Dos de los países más afectados, Chile y Argentina, adoptaron diferentes posturas ante el problema.En Chile hay quien ha denunciado un alarmismo mediático. A toro pasado, tras el cierre parcial de colegios, la situación se ve con más calma. Según declaraciones recogidas por El Mercurio chileno, el doctor Jacob Cohen, pediatra en una clínica, indicó que “el factor mediático y los anuncios iniciales de la OMS incitaron el pánico entre algunas familias”. Debido a esta mediatización, otros pediatras chilenos aseguraron que los jóvenes infectados llegaron a considerarse protagonistas de algo relevante”, por lo que llegó a ser cool estar infectado por el H1N1. Mientras tanto, en Argentina, donde recientemente el Ministerio de Sanidad cifró en cerca de un millón los ciudadanos infectados, de los que unos 500 fallecieron, el pánico fue mayor, y todas las escuelas permanecieron cerradas durante dos semanas.Ante la aparente calma que reina entre la población española, las advertencias de la OMS sobre los colegios vuelven a hacer saltar la liebre en la lucha contra la expansión del AH1N1.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada