jueves, 24 de septiembre de 2009

"Declaratoria de emergencia de salud no es seria sin un decreto"


El Universal.- Seis meses después de una de las más agresivas campañas de promoción gubernamental, donde se hizo alarde de efectividad en la misión Barrio Adentro (BA), el presidente de la República, Hugo Chávez, admitió la grave situación que atraviesa este programa social, que ha sido bandera de su Gobierno. Carlos Walter, director del Centro de Estudios del Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela (Cendes), considera que el hacer ahora esta "extraña confesión de fracaso", sobre una crisis sanitaria que tiene varios años, obedece "a la intención del mandatario nacional de deslindarse de la responsabilidad que tiene" en la ruina del sistema sanitario. "Admitiendo esa realidad el residente pudiera pensar, que se desliga del problema, vuelca la responsabilidad en otros y ante la opinión pública y los electores, sigue siendo un hombre preocupado que no vacila en tomar decisiones". Para el investigador y también ministro de Salud, otra de las intenciones de la declaratoria de emergencia sanitaria es distraer la atención hacia los problemas que atraviesa el primer nivel de atención, Barrio Adentro I, de manera de soslayar el verdadero caos de la salud en nuestro país que se encuentra en la pandemia de gripe A, el mal estado de los hospitales públicos y en la corrupción detrás de la rehabilitación y el equipamiento de éstos. "Chávez no hizo mención alguna a la pandemia de influenza AH1N1 ni a la situación de crisis a nivel hospitalario. El mandatario hace entender que la razón para la declaratoria de emergencia de Salud están confinadas únicamente a la falta de personal en BA I". Al respecto, Walter recuerda que en la presentación de su mensaje anual de 2008, el mismo jefe de Estado dijo que 9 de cada 10 venezolanos estaban siendo atendidos por Barrio Adentro y como esa ofreció otras cifras que más tarde sirvieron para realizar la campaña de promoción del programa sanitario. Más allá de las hipótesis sobre el trasfondo de esta declaratoria de emergencia, el ex titular de la cartera de salud cuestiona que cuando ha transcurrido casi una semana de la misma y todavía no existe un decreto de la misma. " Si hay una emergencia sanitaria debería haber un decreto en el cual el Presidente hiciera una serie de considerandos, expusiera más detalladamente la situación y anunciara las medidas para subsanar la crisis, si la medida es sólo discursiva entonces no es seria", sentencia el director del Cendes. Agrega que la solución a la demanda sanitaria en el país, que el pasado sábado ofreció en su discurso el jefe de Gobierno, "no se corresponde con una respuesta técnica, sino con una respuesta política". "El Presidente lo ha reconocido, varias veces que Barrio Adentro fue el ariete que el permitió ganar el referendo revocatorio en 2004 y en ese momento como ahora, ofreció una solución política a un problema de salud". Asimismo el investigador del Cendes reitera sus dudas acerca de qué llevó a Chávez a "denunciar ahora la caída de una Misión, cuando esta caída está está relacionada a una decisión política que él mismo junto a Fidel Castro tomó, de trasladar a 4 mil médicos cubanos a Bolivia para iniciar una misión similar en ese país. En este sentido el ex ministro de Sanidad señala la necesidad de "preguntarse ¿si Chávez cree que gana o pierde con la declaratoria? Una cosa es segura con ella el Presidente también está admitiendo el fracaso de la contraloría social del programa de Defensores y Defensoras de la Salud, que llevó adelante en los consejos comunales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada