martes, 22 de septiembre de 2009

Venezuela:Salud al descubierto

Tal Cual.- Los ministros no chistan cuando el Presidente reconoce públicamente que la salud está en emergencia. Pero cuando estos señalamientos los hizo Provea en su informe anual, presentados en diciembre pasado, el ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, dijo que había que caerle a "zapatazos" a esta ONG por mentirosa.Al menos, las declaraciones del presidente Chávez ofrecidas durante un Consejo de Ministros el sábado pasado verbalizan un problema que resulta obvio para gran parte de la población, que se ve obligada a utilizar los servicios públicos de salud pese al mal estado en que se encuentran.Uno de los puntos que abordó el primer mandatario fue la situación precaria de los módulos de Barrio Adentro, cuando indicó que cerca de dos mil han sido abandonados.Pero esta realidad ya estaba reflejada en el informe de Provea, que señalaba que de los 6.400 módulos que habían comenzado a construirse en 2004, sólo 3.240 estaban listos, los cuales representan 49% del total.Sin embargo, el ex ministro de Salud, Jesús Mantilla, dijo en diciembre que aquello era una maniobra política poco seria. "Lamento que esa ONG no haga una valoración real de las actividades realizadas en defensa de los derechos humanos en Venezuela, en este caso específico, la Misión Barrio Adentro, la cual ha sido reconocida en todo el mundo como un modelo de atención eficiente, universal y gratuito", dijo, y aseguró que existían 6.571 módulos operativos.Además, el ministro Mantilla afirmó que más de 13 mil médicos cubanos estaban trabajando en el país con la misión de salud, pero según Provea, la cifra real era de 8.500 especialistas.La diatriba parece haberla solucionado el presidente Chávez, cuando dijo el sábado pasado que vendrán al país más de mil médicos de la isla caribeña para reimpulsar a Barrio Adentro.El director de Provea, Marino Alvarado, opina que el Gobierno reconoció la crisis en salud ­que ya estaba advertida porque está tomando mayor conciencia de que "ocultar la realidad no es la mejor forma de enfrentar la problemática".Además, opina que el grado de malestar social está en aumento y se manifiesta en forma de protesta, por lo que el Gobierno está obligado a buscar soluciones.PROPUESTA INSUFICIENTEEl déficit de médicos en Barrio Adentro no mejorará totalmente con la promesa del presidente Chávez de reimpulsar esta misión gubernamental, cuando lleguen a Venezuela en octubre 1.111 médicos cubanos, 213 galenos venezolanos graduados en Cuba, 500 estudiantes que trabajarán como residentes internos y 220 médicos profesores en Cuba de estudiantes venezolanos.Al menos, el total de profesionales de la salud no llegará a los estándares internacionales que señalan que por cada 250 familias debería haber un médico en el primer nivel de atención, según las cifras que maneja Adolfo Delgado, presidente de la sociedad bolivariana venezolana de medicina general integral.El galeno explicó que para la población venezolana de cerca de 26 millones de habitantes, debería haber cerca de 20 mil médicos en este nivel. Sin embargo en Venezuela hay 2.500 médicos venezolanos, a los que hay que sumar los que vendrán en octubre, más los cubanos que están en el país cuyo número no está al alcance de Delgado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada