jueves, 17 de septiembre de 2009

Venezuela está aislada en negociación de vacunas


El Universal.- El ministro asegura que llegarán en enero. La Red Científica no lo cree probable.

Las agujas están a punto. Desde abril, laboratorios de distintos países han convertido la creación y producción de una vacuna contra la influenza AH1N1 en su prioridad de investigación. Algunas empresas han avanzado más que otras. Por su parte, algunos gobiernos también han actuado en forma proactiva, negociando desde ya la entrega de vacunas con los laboratorios o asegurándose en bloque las dosis adecuadas, como hicieron durante la reunión efectuada por los países de la Unasur, en Quito, el 9 de agosto. Venezuela no asistió a esta reunión. A pesar de ello, el ministro de Salud local, Carlos Rotondaro, aseguró, aunque sin ofrecer detalles, que Venezuela contaría con vacunas en 2010. Sin embargo, a juicio de José Félix Oletta, directivo de la Red de Sociedades Científicas Médicas de Venezuela, estas "perspectivas no son realistas". Al médico le parece grave la ausencia venezolana en el encuentro de Unasur, "reunión en la que no hubo representación nacional, en un evento que fue convocado específicamente para planificar la obtención conjunta de vacunas mediante el fondo rotatorio de la OPS". Añade que "difícilmente, el Gobierno venezolano, actuando solo y aislado, obtendrá vacunas en enero, por lo que la declaración del ministro no es creíble". Entre los países de la región que han concretado sus inmunizaciones está Brasil, que gestionó con Sanofi Pasteur 18 millones de dosis, con posibilidad de ampliar el pedido en 15 millones más y México que en diciembre iniciará la inmunización de 30 millones de personas. Otros países avanzados son España y China. El Gobierno ibérico ya autorizó pruebas clínicas de la vacuna, producida por GlaxoSmithKline en 400 niños de entre 6 meses y 17 años. Además de GSK, España contrató a Novartis la compra de suficientes vacunas como para que, entre ambos laboratorios, inmunicen a 60% de su población. Los laboratorios chinos se anotan los mayores avances. Dos empresas, Sinovac y Hualan Biological Engineering, ya recibieron licencias para su comercialización, tras realizar las pruebas correspondientes. Los resultados complacieron incluso a la Organización Mundial de la Salud, cuya directora de vacunas, Marie-Paule Kieny, los calificó como "prometedores" aunque advirtió que aún no podían catalogarse de "universales".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada