martes, 15 de septiembre de 2009

Corrupción e incapacidad en Sector Salud en Venezuela decantan en escandalosas cifras de enfermos y fallecidos por virus que podrían ser controlados





(15/09/2009)La corrupción y la incapacidad en el sector salud en Venezuela decantan en escandalosas cifras de enfermos y fallecidos por virus que podrían haber sido controlados.Las terribles cifras que el sector salud arroja en Venezuela, sólo son el resultado del afán de Hugo Chávez de militarizar la administración pública, desconociendo el mérito académico y profesional de los especialistas en sus diferentes áreas.Obsesionado por la necesidad del cumplimiento único de sus deseos y por la desconfianza que cada día se apodera mas de su atormentada existencia, Hugo Chávez ha llevado al país por el despeñadero. El sector Salud está comandado desde hace más de dos años por militares, con ninguna experiencia en el sector público y mucho menos en el sector salud. Ni siquiera se trata de médicos asimilados. Son militares de cuartel, del Ejército, cuya experiencia se limita a la seguridad de las FAN pues carecen hasta del Curso de Altos Estudios de la Defensa que les proporcionaría por lo menos las herramientas gerenciales para entender que la salud pública es una cuestión de seguridad de Estado. “El sector salud vive su peor momento”. La declaración no es del sector “desestabilizador” de la oposición sino del diputado de la Asamblea Nacional Tirso Molina, militante del PSUV, quien con cifras en mano, demuestra la dilapidación de los recursos aprobados por ese ente y que han afectado las mejoras en la calidad de vida de la población, permitiendo el resurgimiento de enfermedades endémicas desaparecidas en la cuestionada Cuarta República.La realidad es que si el ex ministro Jesús Mantilla no pudo con el monstruo del IVSS, mucho menos iba a poder con el Ministerio de Salud y sus políticas públicas. Mantilla, compañero de promoción de la Academia Militar de Venezuela de Diosdado Cabello, se constituía ficha de éste último y un integrante más del grupo contra Carrizales. Para disminuir su poder, el presidente Chávez nombra a un Coronel, de la misma promoción de Diosdado pero afecto a su “comandante”, Carlos Rotondaro Cova.Con una experiencia nula en el área de administración pública y mucho menor en el área de salud, Rotondaro entra en la presidencia del IVSS cortando “rabo y oreja” de todo el aparataje y andamiaje administrativo dejado por Mantilla. Posterior a eso, crea su propio grupo administrativo compuesto por el doctor Héctor Solórzano (funcionario de la DIM), el Maestro Técnico (Ej.) Antolín y la licenciada Cheleni. Es famoso y recordado el caso donde el doctor Héctor Solórzano es notificado por un agente del DIM de la investigación que se venía haciendo sobre Rotondaro en el manejo de las adquisiciones de medicamentos. Solórzano a su vez se lo notifica al Presidente y en un movimiento magistral, el coronel Rotondaro llama a Miraflores y le anuncia a Hugo Chávez que descubrió un caso de corrupción, que le envíe a la DIM y es así como el 1 de abril del 2008 detienen a Nagdaly Romero, directora de adquisiciones y compras; Héctor Coello, ingeniero jefe de coordinación; Carlos Omar Salazar, Josefa Medina Rosales y Carmen Zoraida Villarroel, por estar presuntamente incursas en presunta concusión.La pregunta clara que se hacen aún en el IVSS es, porqué a casi dos años de este caso todavía no se han imputado o llevado a juicio a estos funcionarios. Cada vez que se va a realizar la audiencia no va el fiscal, no se presentan los escabinos o la difieren, para lograr un silencio judicial y la prescripción de la causa. Sobre Nagdali Romero específicamente, es obvia la creciente riqueza que muestra la familia de la administradora y que hoy se encuentra adscrita al Ministerio de Salud. El coronel Rotondaro, se desplaza por caracas en una motocicleta de 150 mil Bs. fuertes sin que el Presidente de la República, la DIM, la PTJ o la Contraloría sepan quién adquirió la misma. La factura y la copia del cheque de compra se encuentran en manos de un proveedor que espera por el pago retrasado de más de 7 millardos.Mientras esto ocurre, hay estados como Lara por ejemplo, donde se presenta un repunte del dengue de un 163%. Las muertes por enfermedades endémicas en el país se han incrementado al doble de su cifra del año 2008 volviendo a las cifras de la Venezuela rural. Las adolescentes embarazadas se multiplican y los heridos por la delincuencia fallecen en las emergencias por falta de insumos.Los hospitales militares, otrora centros para la atención de este sector, hoy están colapsados por el pueblo que, igualmente, no consigue solución a sus dolencias y penurias. Estos centros son los únicos que no se declaran en huelga puesto que serían acusados de conspiración e insubordinación por ser militares o adscritos al Ministerio de la Defensa.Mientras esto ocurre, Hugo Chávez remodela cuarteles en Bolivia, regala ambulancias a otros países y compra tanques y submarinos para una guerra ficticia con Colombia, dilapidando el dinero para la salud del venezolano. Esta es la fecha en que el Ministerio de Salud aún no ha tomado previsiones para evitar que con el comienzo de clases se propague la ya grave situación que existe con el virus AH1N1. Venezuela simplemente no tiene los mecanismos para su defensa sanitaria epidemiológica y los centros asistenciales públicos y privados están colapsados.



Realice un Comentario:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada